Cómo evitar el fracaso empresarial

¿Se puede anticipar el fracaso empresarial? La respuesta es sí. Existen modelos económicos que nos permiten advertir que la marcha de nuestra empresa no es la adecuada. El fracaso empresarial no es algo repentino, salvo catástrofe natural, sino que es algo que sucede en un periodo más o menos dilatado dependiendo de las circunstancias. En este periodo el deterioro de los ratios empresariales es evidente.

fracaso empresarial

Hay un ratio muy significativo, cuya evolución nos puede servir de mucha utilidad: cash flow/endeudamiento. Respecto a este ratio ya hemos comentado en repetidas ocasiones la importancia de la tesorería frente a otros estados contables como el beneficio. Ya sabéis emprendedores que mientras haya dinero en la caja la empresa sobrevive, aunque el resultado no acompañe, y el dinero o la financiación a nuestra caja  puede llegar desde varios orígenes. También no es menos cierto que a largo plazo si el resultado no acompaña el proyecto empresarial acabará en fracaso. Por otro lado el riesgo financiero está en el endeudamiento y dentro de éste el mayor riesgo lo está en los vencimientos a corto plazo. Todo endeudamiento preocupa, pero el más próximo preocupa más. De ahí que seguir la evolución del ratio cash flow/endeudamiento puede ser un buen indicador del éxito o fracaso de mi proyecto.

Debemos entender por fracaso no sólo la insolvencia de la empresa, bien como suspensión de pagos o quiebra, sino el obtener pérdidas o el no alcanzar un suficiente beneficio que cubra nuestro esfuerzo y remunere adecuadamente el riesgo asumido. Si la rentabilidad para el accionista no cubre sus expectativas buscará inversiones alternativas con bajo o ningún riesgo, aunque hay que decir que en estos momentos los bajos tipos de interés no animan a contratar productos de renta fija, salvo deuda pública y alguna de ésta asumiendo también riesgo.

Las causas del fracaso empresarial pueden ser externas o internas. Las externas son aquellas que proceden de la situación general del PIB del país o del sector económico en el que me encuentro. Las internas dependen del emprendedor y son diversas. Desde el estilo de dirección a la proporción de capital/trabajo empleada. Pero desde planeconomico.com destacaríamos las causas comerciales y las financieras como las principales. De éstas últimas ya he hablado anteriormente, de las causas comerciales decir que proceden básicamente de la inestabilidad de la demanda y de la entrada de nuevos competidores. La inestabilidad de la demanda procede de que los consumidores cambiamos nuestros gustos y satisfacemos nuestras necesidades con otros productos o servicios sustitutivos. De ahí que el empresario deba de innovar continuamente. Cuando el empresario perciba un aumento de las ventas pero con tasa decreciente, es decir, cada vez menor crecimiento, deberá pensar en innovar, ya que el ciclo vital de su empresa estará alcanzando una etapa de madurez a la que le seguirá un estancamiento y una posterior caída de las ventas.

Un apunte respecto a los estilos de dirección. A veces el no querer perder el control de la empresa por parte del empresario le lleva a querer tomar todas las decisiones y a no delegar. Este estilo de dirección jerárquico no permite el crecimiento empresarial. El empresario además teme perder el control de su negocio debido a la entrada de nuevos socios en el capital social con derecho a voto y a un alto endeudamiento que derive en insolvencia.

Artículos Relacionados:

Tags: , , , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

No comments yet

SÍGUEME EN REDES

Financiación para pymes a través de Crowdlending

Financiación flexible sin bancos

Calendario de entradas

June 2017
M T W T F S S
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos